Cartón de Poesía. Convocatoria

 

Cartón de poesía/ Siglo XXI

Humanitas invita a docentes, no docentes y estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras/UNT a enviar poesías de su autoría para ser publicadas en Cartón de Poesía Siglo XXI

  • Los poemas deberán tener una extensión máxima de 20 versos
  • Una comisión de referato irá seleccionando los poemas
  • Cada Cartón incluye dos o tres poesías, más ilustraciones de un artista plástico

Plazo de Entrega: Hasta el 20 de abril (2021)

Enviar las poesías en archivos word a: publicacionesfilosofiayletras@gmail.com

 

Lea los números anteriores

 

 

Cartón de poesía Siglo XXI. N°9

Cartón 9

Poemas de: Diego Font y Patricio Schifitto

Pinturas de Rubén Kempa

Darwin. Diego Font

de un organismo de cumbres alpinas a otro de paisaje tropical glorioso
te regalo el borde, el embrión y su polen
el origen del amor por la especie

me arrodillo en la antinaturaleza
génesis
un animal muy joven puede
deleitarme, naufragar mis órganos, quebrar las formas del amor, morir

muerdo
el origen de tu especie
de un organismo
del amor a otro del dolor:
para nosotros
el mundo.


 

Entre tu palabra
y la mía, un
muro.
Berlin, pasando
1989.
Vos oriental, yo
occidental, y
viceversa.
Soviéticos o
capitalistas,
así
públicamente
irreconciliables.
Atómico,
nucleares,
armamentistas,
sin diplomacias.
Al margen de la guerra y de la
paz: el silencio.
Un árbol para
trepar y cruzar.
Una nube para
mirar y cruzar.
Un avioncito de papel
caído.
Una hojita bajo el sol
caída.
Así somos.
Entre tu palabra
y la mía, un
muro

Patricio Schifitto

Cartón de poesía Siglo XXI. N°8

Cartón 8

Poemas de Manuel Aldonate

Pinturas de Timoteo Eduardo Navarro. "Barrilete", 1956; "El regreso" 1964

Changuito. Del libro "Clima de miel", 1961

Menudo brazo, apenas florecimiento en puño,
barro en simiente para el gran ultraje.

Sueño apenas concebido y ya en camino
hacia el clima del hombre y del coraje.

Sobre la dura sal, sobre la arena de Santiago
un tierno piececito va dibujando el mapa del cansancio.

Changuito de algarroba, hijo del hambre,
en Tucumán te esperan los trapiches para moler tu sangre.

Olvídate pequeño campesino de tu solar nativo
porque no volverás a conducir tu ejército de chivos.

Cien metros tiene el surco, mil metros de trabajo,
tu muerte en Tucumán se llorará en Santiago.

Tú no tienes amigos ni tampoco parientes,
es tu hermano el burrito y el cuchillo tu solo confidente.

Tu nombre ha quedado allá lejos, más allá de la arena:
changuito eres en el cerco y también en la escuela.

Cuando a fuerza de brazo, de llanto, de pura cuchillada
crezcas, serás un hombre raro, casi cansancio... casi piedra.

Entre tus viejas cosas guardarás el cuchillo
para que no averigüen tus hijos el por qué de su filo


Faena. Del libro "Poemas del cañaveral", 1951

Bueyes que bostezan en el alba
como medio siglo de jornada,

Carretones que cruje en la huella
el antiguo dolor de su madera,

Hombres oscuros sobre la cruz del pértigo
masticando su pena bajo el viento,

Unos gritos de lija en el silencio,
aspereza de vocablos, y una luna de hielo...

Una mujer con hijo en las entrañas
desvelada en la niebla de la zafra,

Un muchacho de un metro de estatura
con un tierno bracito de bravura
guillotinando tallos en el cerco
- ogro terrible que develó su sueño -
es el duro paisaje que el trabajo
bosqueja en el silencio amarillo del campo


Pastor. Del libro "Breve antología y tres poemas", 1989

Una vocación antigua de majadas
y frutales cosechas por febrero
le llenaron de luz el cancionero
donde ardían sus últimas guitarras.

Y le convocaron con su piel de barro
los soles de naranja del verano
los pájaros, la luz y sus hermanos
los grillos violineros del ocaso.

Con su vieja vicuña hilada a mano
sobre el hombro dormida como un niño
y el sol arrodillado a sus espaldas,

el pastor ensayaba por su flauta
un aire melodiosos de vidalas
donde su abuelo azul resucitaba

Cartón de poesía Siglo XXI. N°1

Cartón 1

Poemas de: Carola Briones, Manuel Serrano Pérez , Carlos Duguech.

"La máscara" Acrílico de Luis Debairosmoura

 

Es domingo en la ciudad. Carola Briones

Vacía la ciudad
en la tibia mañana de setiembre.
Vacía de gente y de pájaros.
Como si de repente infernales vientos
regresando de un pasado de borrascas
hubiesen arrasado los rostros amigos,
la bandada, los silbos.

Salgo por las calles
a buscar el alma de la ciudad.
De pronto me acomete la certidumbre
de vivir en una urbe insólita.
Miro los edificios, los frentes apagados
la perspectiva
de las calles que van no sé adonde
y regresan mansas
silenciosas y mustias
sin la tibia corriente de todas las jornadas.
Asumo la circunstancia, y es domingo
el día que torna extraña
la ciudad antigua y cotidiana.


LLAVES. Manuel Serrano Pérez

No toda llave es de metal, hay otras
que no saben de puertas
sino de cuestiones que empañan el alma
en trances de andar sola.

Conocen la nostalgia y el vacío
de partir sin adioses.
Y aparecen de pronto en el momento exacto
-de sujetar la pena en las paredes...
-de invertar el olvido
al regreso de toda pesadilla...
-de ver qeu tiembla un niño
y pretendes calmar su desventura...
-de alagarte en el río
más allá de las cumbres que refleja...
Son llaves que no invaden cerraduras,
desasidas atmósferas y espejos
que juntan la moneda en sus dos caras
con lujoso relámpago.
Ahora, en la vereda que conduce a casa,
lugar de los resúmenes de aurora
en los trajines de mi compañera
acicalando los manteles,
frazadas, los hijos, los recuerdos,
surgen las de metal y me atropellan
de música las manos
para que cualquier sombra se distraiga
al abrir la puerta.


DE LAS UTOPÍAS. Carlos Duguech

"I have a dream..."

Martin Luther King

Ya tengo por costumbre al esperanza
de tanto perserguir las utopías
por espacios abiertos y en los días
de aquella realidad que no me alcanza.

La costumbre del pájaro que lanza
en vuelo zigzagueante alegorías
del aire y de la luz, las osadías
de confiar en sus alas. La confianza

que le nace plural en cada pluma
que es propio patrimonio. La costrumbre
de andar imaginando entre la bruma

la luz que resplandece tras oscuros
repliegues de la vida, sombra y lumbre,
la que traza horizontes de extramuros.